Uno contra todos en el ken-geki


SwordOfDoom1

Ryunosuke (Tatsuya Nakadai) se las ve con Toranosuke (Toshirô Mifune)    http://www.crixeo.com

 

Eduardo Beltrán Jordá

El enfrentamiento de un solo samurái ante un grupo de rivales, es uno de los cenits de acción más atractivos dentro del cine japonés de tema histórico (jidai-geki) y dentro del subgénero “de sables” (ken-geki o chambara). El cine que narra este tipo de épica samurái con elementos históricos, epopéyicos, legendarios o fantásticos, fascina en su recepción occidental, por su extrañeza y complejidad, ya que combina barbarie, exotismo y plasticidad visual, romanticismo y tragedia, una estética del héroe y la aventura donde entran en controversia una caballerosidad codificada, una fidelización jerárquica con las leyes grupales, y los poderes de la subversión del individuo y sus derechos morales. Sigue leyendo

Anuncios

El rey cuyo sol declinó en gangrena


Jean-Pierre Léaud y Luis XIV

Jean-Pierre Léaud y Luis XIV

Eduardo Beltrán Jordá

La muerte de Luis XIV (2016) de Albert Serra, es una obra de cámara que reduce sus posibilidades a un espacio/escenario y un tiempo concretos en la vida de Luis XIV. Sigue leyendo

El buen pastor


Eduardo Beltrán Jordá

Si de alguna virtud puede enorgullecerse el cine estadounidense es de aquella que sabe narrar. Robert de Niro puede estar orgulloso de ello. En El buen pastor (2006) relata una historia sobre el origen de la democracia estadounidense que incorpora elementos “fascistas” a raíz de la Segunda Guerra Mundial con la CIA. La Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos fue formada para obtener la información necesaria para la seguridad nacional y para su auto defensa y su expansión; y sus miembros fueron reclutados de las hermandades universitarias de raza blanca, privilegiada y conservadora: una fuente sibilina de totalitarismo mundial. La película narra la defensa de la política estadounidense, su nación (América, así la llaman) y su estilo de vida. Invita a ver su propia democracia como ellos mismos lo hacen: de una manera “supersticiosa”. Sigue leyendo