Inicio » anagogico more » Bienaventurados

Bienaventurados

“Hay que arder para convertirse en lámpara. Hay que quemarse lentamente para convertirse en pan. Luego, claro, vienen a uno a comérselo, y si un día no se lo pueden comer, quizás porque les falte ya el hambre de ese pan, lo tiran a uno. Pero uno sigue siendo pan, lámpara, con gatos [tenía muchos] o sin ellos, y siente estar entrando en el reino del hermano y del Padre al fin ablandado.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s