Inicio » anagogico more » dirigencia

dirigencia

El problema de un país no es de un dirigente, es de la nación entera. Cada persona debe ser un ciudadano, no un simple habitante. Por lo tanto, es inaceptable la premisa de que la culpa de los males de un país la tiene un tipo, y que eliminado ese tipo todo se arregla. Ese es el eterno cuento de los que quieren reemplazar al tipo y quedarse ellos con la ventaja, ¿quién sabe con cual fin? Es demasiado simplista ese argumento. La responsabilidad por la dirigencia de cada país la tiene cada ciudadano. Si tienen lideres, o presidentes, o políticos que no sirven, entonces, estos son un reflejo de la mala ciudadanía, no una aberración. Es su deber, entonces, producir respuestas distintas en vez de reelegirlos”.

(Rubén Blades)

***

Cuántas veces escuchamos a nuestro alrededor que la política es una basura. Si nosotros actuamos con total negligencia (como desechos) sobre nuestras responsabilidades morales y políticas. El exceso de tolerancia y respeto hacia los dirigentes, es producto de la propia corrupción ideológica (el mercantilismo feroz, la obtención de beneficios a todo coste, los medios de publicitación de dicho estatus capitalista por los mass media…), y de una vigencia de las normas de conducta “esclerotizantes” y “esclerotizadas” a causa de ello. Además se suman las diferencias de clase, las plutocracias y oligarquías en muchos países de América Latina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s