Inicio » Cine » “Blancanieves” (Pablo Berger, 2012)

“Blancanieves” (Pablo Berger, 2012)

Pablo Berger

Pablo Berger

Eduardo Beltrán Jordá

¿Cómo reflexionar sobre los contenidos culturales españoles y “la españolada” a raíz de la película de Berger, “Blancanieves”, triunfadora de los Premios Goya 2012? ¿En positivo o negativo?

Estoy seguro que la realización de esta película es un camino creativo -casi de una minuciosidad artesanal-, de hacer cine contemporáneo y revisionista. Por tanto, por qué tenemos que asumir una y otra vez los parámetros propagandísticos del cine comercial estadounidense, su pseudo-filosofía y política fundacional e imperial norteamericana (CIA, proyectos de nación, intervención y seguridad, marañas de información ..); o el cinismo británico de un agente  secreto 007, machista, que por fin pude soltar unas lágrimas ante la muerte de su seudo madre; y por qué no, debatir los aspectos de aversión y culturización de tópicos españoles: toreros y toro que se prohíben o se aplauden, superficialidad de prensa amarilla y rosa, guiñol y esperpento.

¿Dónde situarnos ante los tópicos que se muestran en esta realización honesta y desintelectualizada, creativa y referencial? ¿Dentro o fuera? En ambos lugares, como Pablo Berger. Inserto en la incorporación del “spanish freak”, la imaginería de Zuloagas, Solanas, y Goyas, con su realismo crítico claroscurista; pero con distanciamiento desde el miniaturismo artístico (observar como ejemplo el montaje asociativo soviético, de Fernando Franco) de un cine autoreflexivo, con sus claves melodramáticas en el mudo, lo criptico-gótico y el art decó de Hollywwod.

Lo imposible de asumir y lo heredado por condición, la huida y la partida frente a lo español, la españolada y lo idiosincrático. Todo sirve para que se “gestione” la representación cultural española, desprendiéndonos de su manipulación franquista y dándole mirada internacional en la industria del espectáculo y el arte cinematográfico español.

¿Y quienes ofrecen financiación, y empleo, para hacer estas películas que tardan tanto en realizarse y -únicamente a posteriori- son premiadas, valoradas, seguidas, y puestas en boca de moda por todos nosotros?

La película de Berger es un ejemplo de que lo español sigue siendo una auténtica pantomima, porque casi nadie cree en la cultura, salvo los artistas que trabajan desde el interior y el exterior en lo que somos. No hay otra. Además de los riesgos de algunos productores, que han obtenido su recompensa en un final feliz: la Academia Española de las Artes Cinematográficas, y sus premios, se asocian a una esmerada labor de cine artístico consciente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s