Inicio » anagogico more » trauma estadounidense

trauma estadounidense

“La película [The Master] de Paul Thomas Anderson parte de la reformulación ficcional de ese documento [Let There Be Light, John Huston, 1946] para indagar en el germen de algunas de las más aterradoras fantasías levantadas sobre aquella herida (las consecuencias de la segunda contienda bélica mundial): pueden ser las teorías mesiánicas de la Cienciología o pueden ser muchos delirios contemporáneos suyos, que nacieron para enfrentarse -con promesas de conocimiento universal, revelaciones, profecías, heroísmo, éxito y trascendencia – a los ominosos terrores de la depresión, la paranoia, la ignorancia, la soledad y el fracaso. Fantasías que están también en la génesis de algunos idearios a partir de los cuales se intentaría recubrir de liderazgo o de apostolado otras aventuras bélicas que vinieron después y que todavía hoy están en la memoria de todos.

La memoria fílmica de lo real fertiliza la memoria histórica de la ficción.”

Carlos F. Heredero, ‘La guerra que vuelve’, Caimán. Cuadernos de cine, n.12, enero 2013, p.18-19.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s