Inicio » Arte » Una Epifanía: la luz, y los Reyes Magos

Una Epifanía: la luz, y los Reyes Magos

Retablo de la Epifanía (Capilla de Santa Mónica, Barcelona)

Retablo de la Epifanía (Capilla de Santa Mónica, Barcelona)

Eduardo Beltrán Jordá

¿Veis la estrellita que aparece encima del tejado del establo, en el cielo, en la parte superior de la imagen? Todo indicaría que es la estrella de Belén, ya que observamos que se trata de la Epifanía de Cristo a los Reyes Magos. Pero aquí la iconografía de la estrella se vuelve caprichosa y puede que sugiera la condición divina del neonato rey, puesto que es cubierto o indicado desde la estrella por los rayos de su luz dorada.

La iconografía de la luz, ya importante a mediados del siglo XII, con la reflexión teológica centrada en la idea Dios es luz, del abad Suger, es la estética (arquitectura y simbología de la luz, pintura de imágenes o iconos) más consistente del arte cristiano tradicional, y por lo general, del arte sagrado en otras tradiciones religiosas.

Cristo, bendiciendo como rey (un niño hombre o un hombre niño), asentado en María como trono, desde la desnudez, es bañado en luz, la cual es su fundamento sagrado (humilde pero sabia luminosidad). La Virgen y San José en su santidad también están aureolados de luz entorno a sus cabezas. Estas áureas o nimbos tienen un claro signo de distinción entre lo santo y lo humano puesto que los Reyes Magos, no poseyéndolas, se revisten de coronas y atuendos engalanados de filigranas doradas, así como de copas doradas y el oro de sus regalos. Pero, en un plano de entendimiento más sutil, vendrá a ser como el ofrecimiento de todo bien terrenal que será digno de estar en unión con lo divino (1).

Curiosamente, el destino de esta tabla, que comprende la zona central del retablo del Condestable don Pedro de Portugal, era, que dicho rango de nobleza real honrrase a las imágenes sagradas. Por ello se elegiría la Adoración de los Reyes para que quedase significada la comparación del rey catalán con los reyes magos en la pintura principal de la Capilla Mayor del Palacio Real.

Jaume Huguet, junto con sus colaboradores, llegó a ser uno de los mejores pintores del estilo hispanoflamenco en la zona de Cataluña, y para las cofradías de Barcelona, durante casi cuatro décadas (1448-1492). Estuvo influenciado por el valenciano Lluís Dalmau (1421-1461), a su vez introductor del estilo flamenco en Cataluña, destacado en La Verge dels Consellers. El estilo de los Países Bajos, más fiel al natural que la tradición gótica, ayudado por las facilidades de la técnica pictórica del óleo sobre tabla, propició un estallido de recepciones artísticas en toda la Península Ibérica llegando a incorporarse a la pintura hispana, que fue adoptando sus características de estilo.

La tradición pictórica hispana, transitaba por el gótico internacional, que tanto se prolongaría desde mediados del siglo XIII hasta finales del siglo XIV, aproximadamente. En esta Epifanía, los recursos estilísticos del gótico tardío catalán siguen pesando. Por ejemplo en el modo de elaborar retablos de las narraciones evangélicas o las vidas de los santos, cubriendo buena parte de las representaciones con oro (en decoraciones, en los fondos: mirar el cielo plenamente dorado en este cuadro), y la sensación de esquema compositivo como “casas de muñecas” (un modo simple de ejecutar la sensación de espacio en tres dimensiones, pero que acaban siendo meros planos yuxtapuestos en profundidad dentro de arquitecturas cúbicas que también se limitaban a las dimensiones de las tablas o cuadros), se nota en esta pintura de Jaume Huguet, en la que, de modo híbrido, se combina con los rasgos de verismo flamenco, como en el propósito de dar individualidad a los rostros y figuras de los personajes representados (fijaos en la conversación que parecen tener dos de los reyes magos, de pie, que tal vez estuviesen inspirados del natural – en el propio rey Pedro, que levanta la mano-; o en la curiosidad por mirar, de pajes y asistentes, en las ventanas del establo).

Se cree que el pintor Jaume Huguet se había formado como ilustrador de códices (como miniaturista), por la manera como trata de dibujar con precisión los detalles de las formas. Observar los detalles con detenimiento, es lo más valioso que podemos hacer para disfrutar de esta pintura del siglo XV, así como de las pinturas góticas y flamencas. Su lenguaje es determinado y obliga a descubrir otras vinculaciones insertadas en las imágenes, como la simbología de la luz, a la que le hemos dado mayor importancia en esta ocasión.

***

(1) El sentido de que toda materia es digna de divinidad, es un proceso de entendimiento esotérico e individual que puede ser valioso para lo colectivo y exotérico (religioso o no), pero es un discernimiento propio y libre. Hay que desprenderse de juicios sobre clase, o moral, que desde el sentido contemporáneo podemos aplicar a favorecidos y desfavorecidos, creyentes y no creyentes, que basándose en los que se apropiaron -y se apropian- de lo divino (hoy en día holístico desde el punto de vista del ser) nos empeñamos en mantener, porque nos han confundido sobre lo que debemos o no hacer, y han influido en nuestras propias capacidades intuitivas con respecto a la sencillez del Ser en su totalidad. Lo que nos interesa aquí es el trabajo iconográfico y simbólico de la luz en las tradiciones del arte cristiano, y que antiguamente se llamaba sagrado o esotérico, pero que ahora se vincula con vida y salud (y un misterio apasionante por discernir). Hoy en día, aunque no creamos, todo lo que es sutil o trascendente, es para todos, y hay total libertad de elección y acción.

Un pensamiento en “Una Epifanía: la luz, y los Reyes Magos

  1. Enhorabuena. Como ya sabes, Homero descubrió la poética de la luz. Para sus héroes vivir era estar en la luz y cuando una herida mortal les acercaba a la muerte, iniciando el camino hacia las tinieblas, intentaban con todas sus fuerzas que el último acto de su vida fuera mirar, poder mirar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s