Una Epifanía: la luz, y los Reyes Magos


Retablo de la Epifanía (Capilla de Santa Mónica, Barcelona)

Retablo de la Epifanía (Capilla de Santa Mónica, Barcelona)

Eduardo Beltrán Jordá

¿Veis la estrellita que aparece encima del tejado del establo, en el cielo, en la parte superior de la imagen? Todo indicaría que es la estrella de Belén, ya que observamos que se trata de la Epifanía de Cristo a los Reyes Magos. Pero aquí la iconografía de la estrella se vuelve caprichosa y puede que sugiera la condición divina del neonato rey, puesto que es cubierto o indicado desde la estrella por los rayos de su luz dorada.

Sigue leyendo

Verdad metafísica y “Philosophia perennis” segun Frithjof Schuon


Imagen

Un breve recorrido por una sabiduría que yace en las concepciones ancestrales, religiosas y cosmológicas del ser humano, como la atracción a la que se ve impelido el propio ser humano por la unidad de lo absoluto, tanto conceptualmente, metafísicamente como también emocionalmente.

“Sophia Perennis”

Frithjof Schuon define la Philosophia Perennis como “aquella verdad metafísica que no tiene un comienzo y que es la misma en todas las expresiones de la sabiduría“. Se trataría de una Sophia Perennis, una sabiduría primordial relacionada con la filosofía de los antiguos (Pitágoras, Platón), alejada del racionalismo limitativo que antepone la construcción mental a la contemplación espiritual.

Sigue leyendo

Obstinación


Bildnis Hermann Hesse. Brustbild. Tempera auf ...

Bildnis Hermann Hesse. Brustbild. Tempera auf Kart. Ca. 33,5 x 27,5 cm (Photo credit: Wikipedia)

Eduardo Beltrán Jordá

En el pensamiento de Hermann Hesse reposan muchas de las constantes de una forma de idealismo-existencialismo, el de aquellos que siempre entienden que solamente queda ser amantes de nuestra alma, inteligencia y naturaleza inexactas, erráticas, imperfectas. Es decir, entender las dualidades sin tragedia, estando, permaneciendo, entre el mundo de la vida, la vida del tiempo y el camino del presente, que son y “participan” del camino del espíritu.

Hesse es el antecesor y el germen de la contracultura de las décadas 50 y 60 (beatnik y hippy), y ayuda a tener sentido al hinduismo y budismo zen en Europa y Norteamerica, durante ese período.

Hesse propuso la práctica de la obstinación, como aquella virtud de obediencia al propio sentido, de lo verdaderamente humano y a la vez de lo divino. Supeditarse y sucumbir a la estrella trágica del destino, es propio del héroe, el único que está dispuesto a seguir su propio sentido. No es de extrañar que el romanticismo europeo renaciera en la segunda posguerra mundial dado el idealismo (irracional, en el sentido espiritual) de Herman Hesse. Sera el humanismo de la fuerza vital interior en crecimiento, inmarcesible a subordinaciones y complementos auxiliares y ajenos, aquellos sucedáneos, desconfiados -como son la política, el dinero y el poder-, del proyecto espiritual, fiable, de cada ser humano.

Más información:

VICENT, M. (2009), Hermann Hesse. Cómo aprender a volar, El País, 28-II-2009.

disciplinas sin ego


“…¿cuál es entonces la función del yoga, de la meditación zen, de la oración contemplativa cristiana y de la psicoterapia? Porque todas estas disciplinas parecen ser caminos sistemáticos de autorrealización, de transformación de la conciencia a fin de poder ver con claridad que el ego separado y enajenado no es más que una ilusión que nos distrae del conocimiento de que lo único que existe es el fundamento eterno de todo ser.”

Alan Watts, Memorias (1915-1965), Kairós, p. 130-31.