Octavio Paz por Enrique Krauze (entrevista)


“Él era un lugar moral de una gran altura, que combinó la pasión revolucionaria con la convicción racional de que si la libertad humana no tiene un Estado de Derecho, libertad y democracia, la revolución termina por devorarse a sí misma y creando monstruos.”

«Octavio Paz tuvo muchas lecturas anarquistas de joven. No creyó en el anarquismo violento, sino en el comunitario, en el de Koprotkin. Tiene esa semilla. Como decía Borges, “el anarquismo es el mejor sistema, pero no nos lo merecemos”».

“Como dijo Vargas Llosa de él, Paz era un gran polemista que siempre estaba en polémica consigo mismo. Y era un hombre con contradicciones. Lo que prevaleció fue la pulsión de la libertad.”

Enrique Krauze, Octavio Paz. El poeta y la Revolución, Debolsillo, 2011

Anuncios

liberalismo (humano)


zambranojoven

Atiendo a varias lecturas, todas ellas con un fin: entender algo de lo que nos rodea, algo de cómo estamos actuando -ya no se si- en sociedad. Las unes básicamente a un sustrato personal construido y/o aprendido, y acabas acudiendo a la libertad, al caudal del que se enriqueció una mujer, María Zambrano, capital en el pensamiento filosófico poético en lengua española. Sigue leyendo

Educación española


Cuando el filósofo habla de la educación, al menos habrá que escucharle y leerle. La justicia del conocimiento y la razón.

Filosofos.org :: Filosofia y Humanidades – EUGENIO TRÍAS, Pactos de la Moncloa en educación – EDUCACIÓN – Artículos

Sin crítica no hay libertad


Algunas de las razones por las cuales el sistema educativo español es tan inestable. Un artículo de Rafael Argullol, donde lo que más se destaca es el escaso nivel crítico de la “vida pública”. Otro texto para la gestión pública del futuro.

Sin crítica no hay libertad · El Boomeran(g)

dirigencia


El problema de un país no es de un dirigente, es de la nación entera. Cada persona debe ser un ciudadano, no un simple habitante. Por lo tanto, es inaceptable la premisa de que la culpa de los males de un país la tiene un tipo, y que eliminado ese tipo todo se arregla. Ese es el eterno cuento de los que quieren reemplazar al tipo y quedarse ellos con la ventaja, ¿quién sabe con cual fin? Es demasiado simplista ese argumento. La responsabilidad por la dirigencia de cada país la tiene cada ciudadano. Si tienen lideres, o presidentes, o políticos que no sirven, entonces, estos son un reflejo de la mala ciudadanía, no una aberración. Es su deber, entonces, producir respuestas distintas en vez de reelegirlos”.

(Rubén Blades)

***

Cuántas veces escuchamos a nuestro alrededor que la política es una basura. Si nosotros actuamos con total negligencia (como desechos) sobre nuestras responsabilidades morales y políticas. El exceso de tolerancia y respeto hacia los dirigentes, es producto de la propia corrupción ideológica (el mercantilismo feroz, la obtención de beneficios a todo coste, los medios de publicitación de dicho estatus capitalista por los mass media…), y de una vigencia de las normas de conducta “esclerotizantes” y “esclerotizadas” a causa de ello. Además se suman las diferencias de clase, las plutocracias y oligarquías en muchos países de América Latina.