Henri Bergson


“Hablaba divinamente; tan bien, con tal perfección de forma -incluso en la conversación privada- que a veces producía la penosa sensación de artificio; pero no un artificio de la vanidad oratoria, sino un artificio muy especial y propio, como si quisiera desviar la atención de los oyentes hacia el aspecto de la belleza literaria o de la armonía ideológica, para ocultar así mejor su interior comercio con unos pensamientos formidables y secretos, ocultos a todo el mundo y jamás formulados en palabras y ni aun siquiera plasmados en conceptos”.

(Manuel García Morente, La filosofía de Henri Bergson, Madrid, Encuentro)

Anuncios

Pablo Gargallo: el volumen de un espacio creativo


Eduardo Beltrán Jordá

Desde el punto de vista del espectador, nunca antes la escultura había sido tan lúdica como en las sugestiones formales de la recreación figurativa que efectuó Pablo Gargallo en el primer tercio del siglo XX. Solamente Julio González le complementa desde la forja del metal, en este período, proporcionándonos una motivación dirigida a averiguar qué figuras de nuestra realidad envolvente, guardan verosimilitud imaginativa, con las formas materiales escultóricas, pero desde su ejecución abstracta. Es decir, en el modo en que guardan un trasunto de lo que llamamos materialidad física o realidad. Sigue leyendo