Abrir una conciencia


Eduardo Beltrán Jordá

81701_steven-spielberg-amy-ryan-tom-hanks

Steven Spielberg, Amy Ryan, Tom Hanks

La expansión de una conciencia humana individual, está vinculada al entendimiento personal de un nuevo patrón de inteligencia mental, emocional, sutil/espiritual y físico. Entre los protagonistas de El puente de los espías de Steven Spielberg (EEUU, 2015), y El hijo de Saúl de László Nemes (Hungría, 2015), hay una coincidencia: ambos deciden ensanchar su propia conciencia individual, desde su convicción, frente a cualquier contexto de opresión. La primera es una película moderadamente amable, que confía en los valores de la libertad del ser humano, y su extensibilidad a las normas del conjunto de la sociedad estadounidense. La segunda es una película muy incómoda (la valentía para quedarse en la butaca, es una opción ética a la que obliga la elaboración de metáforas y estéticas cinematográficas), que abre la sima de lo inhumano –aun incalificable– en el genocidio nazi, y aun así, confía también en la libertad del ser y de lo humano, a pesar de que, debido al contexto de la película, la confianza en lo meramente humano, evidentemente, sea difícil de aceptar o comprender.  Sigue leyendo

Anuncios